17 de octubre de 2010

Lecciones en el Lolita 1: Eligiendo tu primera prenda

Lecciones en el Lolita, por Yuko Ueda
Traducido por Mrs. Mercury – 2009

¡Hola y konnichiwa a todos!

Las noticias acerca de que la popularidad de la moda lolita está expandiendose en todo el mundo han llegado hasta las costas de Japón. Es fascinante ver como la moda lolita – que originariamente estaba inspirada en estilos occidentales – está siendo absorvida de nuevo por la cultura que la inspiró.
Probablemente hay muchas aspirantes a lolita por ahí que están planteándose comprar su primera prenda lolita. En este artículo, me gustaría dar algunos consejos acerca de las bases de este encantador estilo y contestar cualquier pregunta que una pueda tener mientras persigue su look lolita.
Para algunas de vosotras, todo esto puede parecer un poco trivial. Incluso puede que digas, “esto es moda, no hay bases ni reglas, simplemente llevas la ropa como te guste!”, y eso ciertamente está bien. No obstante, de la misma forma en que no puedes construir un castillo sin una base sólida debajo, los arreglos verdaderamente imaginativos no pueden surgir sin considerar unos principios fundamentales. Las modas más maravillosas son aquellas que son universales; estilos que se ven una y otra vez y permanecen eternos. Estas son las “bases” o “lo clásico” de la moda. Y conocer las bases nunca será una desventaja.
Asi que aquí empieza tu primera lección de moda lolita: Elegir tu primera prenda. Adquirir tu primera prenda lolita puede parecer un poco sobrecogedor al principio. Puede que dudes acerca de si parece lo suficientemente lolita, o si irá bien con una amplia gama de conjuntos...
Aquí, sugeriré algunas prendas que son perfectas para las novatas, dividiendo a las lolitas potenciales en dos grupos:
1.) Aquellas que simplemente quiere hacer un debut llamativo en el panorama Lolita, y 2.) Aquellas que quieren entrar en el mundo Lolita con algo un poco más sencillo.

1) Aquellas que simplemente quieren hacer un debut llamativo en el panorama Lolita

Para el primer grupo, me gustaría recomendar una prenda que se pueda llevar fácilmente sin el estrés de tener que combinarla con los otros elementos de un conjunto – un vestido sin mangas. Llevar un vestido sin mangas completará de forma inmediata un 80% de tu conjunto, asi que definitivamente es fácil de manejar. Mangas abullonadas, un torso ajustado, y una falda acampanada componen la clásica silueta de un vestido con mangas. Una jumper skirt (un vestido sin mangas) en un color plano básico, será lo mejor si quieres probar cierta variedad de prendas. Por ejemplo, llevar una blusa con un diseño sweet bajo tu jumper skirt te permite convertirte en una ejemplar Lolita inocente y adorable.
Con prendas sin mangas como la jumper skirt, llevar algo debajo se convierte en la clave para perfeccionar tu look lolita. La doncella femenina que vive dentro de tí se revela a través del efecto de las prendas superpuestas. Llevar una blusa de manga larga debajo de un vestido de manga corta también es un ejemplo típico de sweet lolita.

2) Aquellas que quieren entrar en el mundo Lolita con algo un poco más sencillo

Ahora le toca al otro grupo que mencioné antes. Para aquellas que están ligeramente apartadas de los looks extremos y espectaculares de las Kote lolitas (esas que se adhieren radicalmente al estilo “ama-loli” o sweet lolita), y quieren empezar con algo un poco más simple, una falda es probablemente la mejor solución.
Con una falda, puedes controlar la intensidad de tu “grado lolita” experimentando con los tops que elijas llevar. Mucha gente, a pesar de su amor por la moda Lolita, se siente aprensiva acerca de llevarla. Para aquellas que dicen. “Oh, no me sentará bien, es demasiado bonito” o “Soy demasiado mayor para llevar esto ahora”, yo recomendaría elegir colores chic y refinados para conseguir un look más discreto.
Un ejemplo clásico de falda lolita es la que se ensancha en la parte inferior, como la falda fruncida. La longitud estándar es justo por encima de la rodilla, pero si optas por una falda más larga que cubra las rodillas, te dará una apariencia más elegante. Disfruta de tu falda lolita con un cárdigan sencillo o un top de punto y desarrolla tu propio y sutil estilo “casu-loli” (Casual lolita).

Petticoats

Un punto importante que destacar aquí es que las prendas lolita que ves en Internet o en las revistas llevan a menudo un peticoat debajo. Asi que te encontrarás con que una falda o un vestido por sí sólos no producen tanto volúmen como creías. No obstante, los vestidos hechos de un material rígido pueden proporcionar el estilo adecuado, y lo mismo ocurre con algunas faldas con vuelo. Claro que, comprar un peticoat será una misión secundaria, como comprar zapatos y headdresses. Primero, necesitas tu prenda inicial para estar segura de que combina con el componente principal de tu conjunto. Si ya tienes una falda que puede quedar bien con algo de volúmen debajo, una idea sería volver atrás y adquirir en primer lugar un peticoat, y disfrutar de un estilo de casual lolita con el simple hecho de añadir una prenda interior. En cualquier caso, llevar un peticoat depende en gran medida de tus gustos y sentido de la estética. El hecho es que algunas prendas simplemente no admiten peticoats, asi que no puedo hacer más comentarios acerca de lo que se debe hacer y lo que no a la hora de llevar un peticoat, sino que dejaré este tema para otra ocasión.

Consejo final para lolitas

Si estás ansiosa por comprar de una marca lolita, pero quieres mantener tus gastos al mínimo, simplemente comprando un par de calcetines será suficiente, o incluso algún accesorio. Lo más importante es que una parte del pequeño-pero-bonito mundo del Lolita ha entrado en tu vida, y que tu prenda u objeto adorable te aporta felicidad cada vez que lo usas. Esta es la dicha de la moda lolita. No importa lo pequeño que sea tu objeto, el placer que produce es inconmensurable, y le añadirá un toque de esencia lolita a tu estilo de cada día.
Ya he dicho mucho en las páginas anteriores, pero espero que me permitas hacer un apunte final importante. El secreto de tener una experiencia de compra exitosa es “tener fe en tus instintos”. Las lolitas no miran a otros por gusto. En vez de eso, simplemente llevan lo que aman. Aprecia ese momento, cuando encuentras una prenda que hace que tu corazón de un salto, y te enamoras a primera vista. Son esas prendas las que acabarán siendo tus más preciadas y duraderas compañeras.
Nada bueno surje a raíz de pensar mucho sobre ello.

¡Aquí acaba tu primera lección en el Lolita! Sinceramente espero que encuentres un conjunto que le aporte felicidad y satisfacción a tu vida, y que te lleve felizmente más cerca del mundo de la moda lolita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario