15 de noviembre de 2010

Lecciones en el Lolita 5: Sobre petticoats

Lecciones en el Lolita, por Yuko Ueda
Traducido por Mrs. Mercury – 2009


¡Konnichiwa a todos!

Para esta quinta lección en el Lolita, me centraré en las prendas interiores del atuendo Lolita, más que en aquellas tan preciosas que hemos visto en lecciones previas.
¿Y qué podemos encontrar debajo de un vestido Lolita? Algo de lo que no se puede prescindir si se quiere crear una distintiva silueta femenina. Es lo más básico entre los básicos cuando se habla de ropa interior Lolita – sí, lo sabes; el petticoat.
La voluminosidad, la forma redondeada de la falda es lo que simboliza la moda Lolita – es la forma reminiscente del vestido soñado por toda chica; el vestido de princesa. Encontrarás muchas lolitas con unas capas gruesas de tul cosidas en la parte interior de sus faldas, o vestidos con la forma simple de un petticoat. Estas prendas están precisamente disponibles porque la silueta redonda de una falda es indispensable para el aspecto de una Lolita.
No obstante, todas tienen sus propias preferencias e ideales estéticos cuando se trata de petticoats. Algunas dirán, “sin un petticoat, no eres una Lolita”, mientras que otras prefieren no añadir mucho volumen a la falda o incluso prescindirán completamente el petticoat. Creo que es mejor echarle un vistazo a la información disponible sobre el petticoat, para que encuentres tu estilo y te hagas una idea de cómo usar esta adorable prenda.

Material y color

Los materiales para un petticoat se pueden dividir en los rígidos como el tul o el nylon, y en los blandos como el organdi y la gasa. Los materiales rígidos son ideales para mantener las faldas hechas de tela pesada, que se suelen ver durante la temporada de invierno, mientras que los petticoats blandos son estupendos para aquellas que prefieren un tacto más suave y están recomendados para lolitas principiantes.
Las variantes de color son similares a las de las blusas, normalmente blanco, negro o crema. Puedes elegir un color que combine con las faldas que sueles llevar, pero si no estás segura de qué color sería mejor para ti, te recomendaría el blanco. El negro y otros petticoats coloridos se podrían ver a través de faldas claras, mientras que los petticoats blancos van tanto con las prendas de colores claros como oscuros.

Longitud y forma

La longitud y forma de las faldas que sueles llevar puede ser tomada como referencia a la hora de elegir un petticoat. “5 cm más corto que la falda” es la longitud estándar para un petticoat. Si el tuyo es demasiado corto en comparación con la falda, se verá deformada. Enseñar un poco del petticoat por debajo de la falda con una decoración elaborada puede ser encantador.
En cuanto a la forma, con faldas pesadas con muchos adornos alrededor de la cintura, elige un petticoat igualmente voluminoso para complementarla. Por otro lado, las faldas que son planas alrededor de las caderas pero tienen volumen abajo se ven mejor con petticoats en forma de A con menos volumen. Hay una amplia variedad de formas disponibles, tales como esas con volumen en la parte trasera o diseños largos para faldas largas. Para tu primera adquisición, ¿por qué no eliges un diseño estándar, e incrementas poco a poco tu inventario según lo necesites?
También hay petticoats que puedes llevar como una falda sobre un par de leggins. No obstante, esta lección se centra en el petticoat como prenda interior, así que omitiré esas otras cosas por ahora.


El volumen

El volumen de tu falda depende de tus gustos personales; las típicas super sweet lolitas se ponen tanto volumen como sea posible bajo su falda, mientras que las lolitas clásicas y elegantes mantienen el volumen al mínimo.
Parece que las seguidoras de las enormes faldas de volantes están constantemente a la búsqueda del mayor y más pomposo petticoat. Con prendas de sweet Lolita, una cierta cantidad de volumen definitivamente hace mejorar el look. Si sientes que no tienes suficiente volumen, o sientes que quieres lucir super lujosa, llevar dos o más petticoats es una opción. Las lolitas bajitas pueden beneficiarse de llevar un petticoat para acortar el largo de la falda.
Si eres un poco reacia a ir tan pomposa, empieza con un petticoat hecho de material blanco o un diseño con menos volumen. Más importante aún, ten cuidado de no exagerarlo, como algunas lolitas hacen cuando empiezan y sólo quieren hacer sus faldas más y más grandes (como en todo, demasiado de una cosa buena puede acabar en un desastre. ¡A veces menos es más!)
Los petticoats no son necesarios para prendas tales como faldas de tablas que tienen una forma recta. Y si alguna vez sientes que una prenda quedaría mejor con petticoat, simplemente sigue tus instintos y llévala como creas que es mejor. Cuando quieras ir de un estilo casual, omitir el petticoat puede darte un look más natural.


Ten estilo, pero se considerada con los demás

Cuando salgas del baño, arregla tu falda con cuidado. No quieres andar por ahí con la falda levantada o enseñando en petticoat. Y siempre recuerda ser educado con los demás, especialmente en espacios pequeños. En algunas situaciones es adecuado renunciar a ciertas cosas, como tomar un asiento en el autobús o el metro donde tu falda ocuparía también el asiento de al lado. En lugares concurridos como conciertos o parques de atracciones, llevar un petticoat con un volumen moderado o no llevarlo será más razonable e incluso seguro.

Los petticoats no son para toda la vida

Con todos los petticoats, es un hecho desafortunado, que cuanto más los usas, mas pierden su función, es decir, su volumen. Hay muchos trucos entre las lolitas acerca de cómo mantener un petticoat pomposo y perfecto tanto como sea posible, y la clave parece estar en minimizar la presión aplicada sobre el. Para petticoats hechos de un material que se arruga fácilmente, doblalo sólo una vez (si debes hacerlo) cuando lo guardes. Si ha llegado un punto en que tu petticoat a alcanzado un estado en el que ya no se puede arreglar, es tiempo de cambiarlo por uno nuevo. Tal vez puedas usar tus viejos petticoats para looks casual que requieran menos volumen, o con otro petticoat para añadir volumen extra.
A pesar de que los petticoats no son visibles, y habitualmente están escondidos bajo tu falda, esta milagrosa prenda es la clave para que un look completo funcione. Así que tómate tu tiempo a la hora de elegir uno que sea de buena calidad, y que vaya con tu estilo personal. Tu petticoat añadirá magia extra a tu precioso conjunto Lolita.
¡Hasta la próxima!




No hay comentarios:

Publicar un comentario