14 de abril de 2012

Zapatos Rocking Horse


Escrito por Haven, publicado por Sucrerie Magazine
Traducido por Mrs. Mercury – 2010


Recuerdo la primera vez que vi una foto de una lolita llevando bailarinas Rocking Horse. Pensé que eran los zapatos más feos y más poco favorecedores que había visto. Durante años, seguí pensando eso, hasta que empezaron a llamar mi atención y empecé a encontrar fotos donde quedaban monos. Una vez que empezaron a gustarme los zapatos RH, no podía dejar de preguntarme como alguien puede andar con ese tacón al que le falta una parte. ¡Por no hablar de las plataformas! Siempre me imaginé a mi misma (si alguna vez compraba un par) poniéndomelos, atando las tiras, poniéndome en pie, dando mi primer paso, y perdiendo el equilibrio para caerme y darme de lleno en la cara.

Cuando mi padre me dio un poco de dinero extra para gastar online, finalmente decidí lanzarme y me compré un par. Ordené un par negro a Little Chili Lolita Shop con suelas de espuma. Había investigado un poco sobre ellos porque sentía curiosidad, y todo el mundo parecía estar de acuerdo en que era mucho más fácil caminar con esos que con los de suelas de madera.

Me gustaría añadir que también aprendí que los Rocking Horse originales de Vivienne Westwood, ¡costaban 850$! Son monos, pero para costar 850$, ¡deben estar forrados de oro! Los que yo compré costaban alrededor de 65$, lo cual ya me pareció caro en su momento, pero ahora veo que son muy baratos para ser zapatos Rocking Horse.

Esperé lo que me pareció una eternidad para que mis zapatos llegasen. Cuando finalmente lo hicieron, ¡estaba de los nervios! Abrí la caja, los saqué, me los puse (y fue un alivio ver lo bien que me quedaban), me até las tiras, me puse de pie, di un paso… ¡E increíblemente no me caí! Di unos pocos pasos más en mi habitación y luego bajé al piso de abajo para enseñárselos a mi madre. ¡Es muy fácil andar con ellos! Pensé que me caería y perdería el equilibrio fuese en la dirección que fuese, pero ahora siento que hasta podría correr con ellos (aunque no me atrevo a intentarlo todavía). Realmente estoy alucinada de lo cómodos que son y de lo fácil que es andar con ellos. ¡Incluso es más fácil que andar con mis Creepers! No obstante, aún tengo problemas para mantener las tiras atadas alrededor mis piernas. Siempre se me caen, así que al final he empezado a atarlas alrededor de mis tobillos. No me gusta mucho como quedan así, pero es mucho más funcional (en el sentido de que no tengo que pararme cada rato para subírmelas). Debo decir, que actualmente estos son unos de mis zapatos favoritos, ¡y me encantaría comprármelos en otros colores! Aunque no estoy segura de que pueda permitirme otro par pronto.

1 comentario:

  1. Son unos zapatos que pese a lo que pueda parecer son comodisimos, en eso coincido ^^.
    Mi relación con ellos es de amor, pero no los acabo de ver en mi _ _ '

    ResponderEliminar